Apártame Señor...


¡APARTAME, SEÑOR!
Quiero jugar en terreno limpio y sin piedra
Recorrer aquellos caminos que no conducen a peligro alguno
Disfrutar de aquellos valles que no sean excesivamente profundos
Más, Tú, Señor, con o sin mi permiso, te lo digo:
¡APARTAME, SEÑOR!

No me dejes en la tentación de lo fácil
No dejes que, mi vida, sea un trayecto de mínimos
No permitas que, ante las dificultades,
me repliegue por cobardía, el qué dirán o vergüenza.
¡APARTAME, SEÑOR!

Porque Tú lo sabes, aspiro a tener
aunque mil veces te diga que lo importante es “ser”
Porque disfruto recibiendo más que ofreciendo
Porque, el ser perdonado, siempre me resulta
más gratificante y hasta menos duro ante los ojos de los demás
que, ir por ahí, yo perdonando.

¡APARTAME, SEÑOR!
Llévame a un lugar donde pueda estar conmigo mismo
Donde Tú puedas habitar conmigo
En el que, cara  a cara, puedas colocar a Dios
con la misma fuerza, que Tú lo tienes clavado en tu corazón.

¡APARTAME, SEÑOR!
Porque tengo miedo a dejarme llevar
por la corriente del “todo vale”
Porque tengo miedo a perder de vista
el horizonte la bandera de la Pascua ondea
Porque, simplemente Señor,
pocos me hablan de Ti…y muchos dicen no conocerte

Javier Leoz

¡APARTAME, Y LLEVAME A TI, SEÑOR!

No hay comentarios:

Publicar un comentario