NOVENA A LA VIRGEN DEL CARMEN


POEMA A LA VIRGEN DEL CARMEN

Bendita la luz que abre

los oscuros del camino

y bendito el sol que nace

y bendito sea el vestido

de la Reina de la Gracia

manantial de verso vivo.

Porque es la llave del cielo

y defensa en los peligros

rico tesoro de gracia

unión íntima con Cristo

y es salvación encendida

es sendero y es camino

es la luz en nuestra noche

en nuestra vida testigo

es un beso en nuestros labios

es una constante suspiro

es una llama prendida

y es un rezo repetido

es de las almas sonrisa

es el amor de un amigo

es un calor de familia y es romance a verso vivo.

Y es que Tú, Virgen del Carmen,

al entregar tu vestido,

nos estregaste la vida

labrada con fuego herido,

nos entregastes la aurora, nos entregastes el divino

perfurmar de tus entrañas del que fue de Dios su Hijo.

Y con El quisistes darnos,

tu corazón florecido,

ese jardín perfumado,

con la sonrisa de lirios,

con el color de la rosa,

con la sonrisa de un niño,

con el sol entretejiendo,

un rayo de dardo fino,

y con El quisiste darnos

tus manos ¡caudal divino!

Concédeme Virgen Santa,

que al comenzar el camino,

de zarpar por la Alameda

de celestiales sentidos

cuando me llame la hora,

cuando todo esté cumplido,

que mis manos lo apretujen en el cenit del delirio,

y que con el en las manos

a punto de estar caido,

sólo murmuren mis labios : ESCAPULARIO BENDITO.

Y que al cruzar la barrera

hasta mi puerto seguro,

yo bendiga Tu nombre CARMEN y cuando haya partido,

al tenerte frente a frente con mi último suspiro,

grite con todas mis fuerzas estando ya en mi destino

¡BENDITA SEA LA GLORIA DE TU DIVINO VESTIDO!

FLORES RIEGO carmelita seglar OCDS LEON

No hay comentarios:

Publicar un comentario