¿Estas?

Estás cansado, 
centrado en lo tuyo 
y El se acerca, 

y sin ninguna explicación te interrumpe, 
hace que pares,
que le hagas caso,
que salgas de tus historias

y comiences algo nuevo,
distinto,
dejándote bien claro
que sabe quien eres,
de que caminas con dificultad,
y hasta donde eres capaz de llegar...

Y entonces, otros lo dejaron todo y le siguieron...

No hay comentarios:

Publicar un comentario