SAN JOSÉ, TERESA DE JESÚS Y LA VOCACIÓN TODO EN UN DÍA

Y tomé por abogado y señor al glorioso san José y me encomendé mucho a él. Vi claro que, tanto de esta necesidad como de otras mayores, de perder la fama y el alma, este padre y señor mío me libró mejor de lo que yo lo sabía pedir. No me acuerdo hasta hoy de haberle suplicado nada que no me lo haya concedido (V 6,6).TERESA DE JESUS




No hay comentarios:

Publicar un comentario