Momento de oración

Quiero contaros una cosa que me sucedió con Nuestro Señor. Teníamos un crucifijo en el convento y estando yo un día delante de él, parecióme estaría más decentemente en la Iglesia, y con deseo de que no sólo los religiosos lo reverenciasen, si no también los de fuera, hícelo como me había parecido.
Después de tenerle en la Iglesia puesto más decentemente que yo pude, estando un día en oración delante de él me dijo:Fray Juan, pídeme lo que quisieres, que yo te lo concederé por este servicio que me has hecho.Yo le dije:Señor, lo que quiero que me déis es trabajos que padecer por vos y que sea yo menospreciado y tenido en poco. Esto le pedí a Nuestro Señor, y Su Majestad lo ha trocado de suerte que antes tengo pena de la mucha honra que me hacen tan sin merecerla"(Ms 12738,fol.15)SAN JUAN DE LA CRUZ

No hay comentarios:

Publicar un comentario