¡¿LLAMADOS?!

No me bajo. Sigo adelante.
No me paro. Quiero caminar.
No me conformo. Voy a proponer.
No me escondo. Salgo a la calle a anunciarte, Señor.
No me lamento. Gozo de aquello que compartí y siempre será nuestro.

No más lluvia, no más oscuridad...
Esto no hay quien lo pare. Hay que seguir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario