10 de Mayo: San Juan de Avila

San Juan de Ávila es conocido como el “apóstol dSAN-JUAN-DE-AVILAe Andalucía”. Fue un sacerdote que recorrió numerosas ciudades andaluzas como Córdoba, Baeza, Sevilla, Montilla, Priego de Córdoba, Granada, Écija, Jerez de la Frontera… Predicaba en las iglesias y en las calles. Pero antes de predicar Juan dedicaba varias horas a la oración, delante del crucifijo o del sagrario. Renunció a ser obispo en más de una ocasión, ya que era un hombre muy humilde que quería pasar desapercibido.

Muchas personas importantes y gente sencilla pedían consejos a Juan. Fue amigo de seis santos de su época. Él se inventó una manera de rezar o método de oración, que invitaba a estar en silencio para entrar en el interior, en el corazón, y presentarle a Dios como ofrenda los pensamientos surgidos en el ratito de oración. San Juan fue maestro de sacerdotes. Murió en Montilla (Córdoba), que es un lugar de peregrinación para los sacerdotes de España. Su fiesta se celebra, como la de San Damián de Molokai, el 10 de mayo.

– San Juan de Ávila pasaba largos ratos de oración antes de predicar la Palabra de Dios. ¿Pasas tú algún ratito del día en silencio pidiendo o dando gracias al Señor?

No hay comentarios:

Publicar un comentario