LLÉVAME POR TUS CAMINOS


Señor, déjame ciego.
Llévame por tus caminos;
por los que sean tuyos.
Yo no quiero saber tu dirección,
porque soy tu hijo.
Tú, que eres el Padre de la Sabiduría,
eres también mi Padre.
Llévame a través de la noche,
pero llévame hasta Ti.

(Edith Stein, carmelita)

No hay comentarios:

Publicar un comentario