VACACIONES


Somos mucho más importantes que nuestro trabajo, oficio,
profesión. Somos seres humanos hechos para vivir, amar, reír, ser.
Todos tenemos una necesidad vital de saber descansar. Pero, no es
nada fácil el descansar. Porque no es divertirse, dando rienda suelta
al consumismo.
Descansar es reconciliarse con la vida; disfrutar de manera
sencilla, cordial y entrañable del regalo de la existencia; hacer la
paz en nuestro interior, reencontrarse con lo mejor de uno mismo .No
se necesita hacer grandes distancias ni realizar largos viajes para
encontrar descanso, basta recorrer lo que nos lleva a encontrar la
paz y el sosiego en nuestro corazón. Si no lo hallamos, es inútil
buscarlo en ninguna parte del mundo.
No podemos descansar cuando la insatisfacción, la tristeza. el
miedo, las tensiones, el excesivo ruido nos atenazan. Para
descansar necesitamos guardar silencio para escuchar el suave y
susurrante silbido del Díos de la paz,
del consuelo, del descanso... y, desde el
silencio, aprender a mirar con ojos
limpios tanta belleza encerrada en cosas
muy sencillas y pequeñas.

1 comentario: